Neurofeedback

Es una terapia conocida e investigada desde los años 70. Con el abaratamiento de los equipos y el software, ahora es accesible al público.

El neurofeedback puede ser útil para distintos cuadros clinicos tales como:

– Ansiedad
– Déficit de atención (ADD / TDAH)
– Autismo
– Depresión
– Migraña
– Convulsiones
– Algunos trastornos del sueño

También es utilizada por:
– Deportistas
– Profesionales y directivos

En general cualquier persona puede aprovechar los beneficios del neurofeedback para mejorar su rendimiento, capacidad de concentración y disminuir o controlar mejor el estres.

Que es el feedback o retroalimentación.

Es un mecanismo que funciona en el ser humano y que permite que los sentidos nos ayuden a realizar acciones. Para coger un objeto y manipularlo, necesitamos sentir el objeto en la mano (tacto). Para caminar en equilibrio, necesitamos sentir el suelo con los pies. Las personas con sordera de nacimiento tienen dificultades para hablar porque no se oyen a si mismas, por lo tanto a su cerebro le cuesta aprender a pronunciar correctamente. No tienen realimentación (feedback).

Alguna vez has salido del dentista con la boca todavía anestesiada? Recuerdas la sensación de ‘no saber si estoy sonriendo o si tengo la boca torcida?’ Al no tener la realimentación de nuestros sentidos no sabemos en que posición tenemos una parte del cuerpo, o si la estamos moviendo correctamente o no.

Muchas funciones de nuestro cuerpo y mente están controladas de forma inconsciente.
Si pudiesemos recibir información de como está funcionando ese control, podríamos mejorarlo.

Ahi entra en juego el neurofeedback. Esta técnica permite, con el apoyo de un software, entrenar y mejorar ciertas capacidades de nuestro cerebro.

Los electrodos (2 o 4) colocados en la cabeza registran nuestras ondas cerebrales. El software, ajustado y controlado por el terapeuta, las procesa y detecta si nuestro cerebro está trabajando correctamente o por el contrario estamos nerviosos, ansiosos, preocupados, poco concentrados. Entonces nos proporciona la realimentación positiva o negativa de forma generalmente visual: si es negativa, el video que estamos viendo pierde el color, se comprime u otros efectos ‘molestos’. Si la realimentación es positiva el video se ve a todo color y en pantalla completa.

De esta forma, nuestro cerebro tiende cada vez más a situarse en la ‘zona buena’.

El neurofeedback es un entrenamiento gradual, normalmente requiere de unas 10 sesiones, tipicamente dos por semana, para surtir efecto.

Si tienes alguna duda o quieres más información sobre neurofeedback y saber en que te puede ayudar o las tarifas, no dudes en contactar conmigo por teléfono, correo electrónico o a través del formulario de contacto. Gracias.